El segundo domingo de julio,  se celebra en Uruguay el Día del Padre, una fecha que comenzó en 1900 en Estados Unidos, con el objetivo de demostrarle a papá su grandeza. Desde los más chiquitos con sus dibujos hechos en la escuela, hasta los más grandes con sus regalos; este día reúne a todos los padres con sus hijos para seguir festejando el encuentro.

Desde hace 100 años

Esta festividad comenzó en 1909 cuando Sonora Smart Dadd, hija de un veterano de la guerra civil estadounidense, quiso homenajear a su padre por el sacrificio, esfuerzo y dedicación para criar a sus cinco hermanos y a ella, tras el fallecimiento de su madre.

Por este motivo, Sonora propuso crear un día específico para celebrar a todos los padres de su país. Su solicitud fue aceptada y en 1910 fue el primer año que se festejó este día.

Tiempo después, el Día del Padre se institucionalizó en Estados Unidos cuando el presidente Lyndon B. Johnson lo convirtió en ley. Sin embargo, la idea de Sonora inspiró a muchos países de América Latina, que terminaron replicando esta festividad.

Disfruta a lo grande

Desde Portones también queremos celebrar y homenajear a papá. Por eso te invitamos a disfrutar a lo grande.

Vení al stand de la promoción ubicado en el segundo nivel del shopping y con tus facturas por un valor de $2.500 podes llevarte un Johnnie Walker Red Label Icons o un Red Label, para complacer a papá en su día.

padre

Bases y condiciones

  1. Para participar, los interesados deberán presentar en el stand de la promoción ubicado en el nivel 2, facturas por un valor mínimo de $2.500 o la sumatoria de varias, más $520 o 1145 Benefits. De este modo se harán acreedores de un whisky Johnnie Walker Red Label Icons de 750cc.
  2. Con el mismo monto en boletas + $1170 o 2575 Benefits se podrán llevar un whisky Johnnie Walker Black Label regular de 750cc.
  3. En caso de ser clientes Benefits, el monto en facturas a presentar será de $2000.
  4. Previo al horario de cierre del Shopping, el personal de Servicio al Cliente determinará, en caso de haber muchos clientes en espera, cuál será el último a atender.